miércoles, 18 de noviembre de 2015

Reseña: El amor no es una ciencia exacta-Mónica Maier


Sinopsis:

La existencia perfecta de Valeria se esfumó en tan solo un instante.
Ahora, nueve meses después, ha rehecho su vida: disfruta de su trabajo, tiene buenos amigos... y está convencida de que lo que hace perfecta la ecuación es mantener el amor fuera de ella.
¿Pero quién tiene control sobre el destino? Al fin y al cabo el amor no es una ciencia exacta. Y lo descubrirá cuando el heredero de Blackwell Hotels, Derek Blackwell, irrumpa en su vida y la ponga patas arriba.
¿Está Valeria preparada para romper la ecuación?





Opinión personal:

El día de Valeria va de mal en peor: al salir a correr se ha chocado con un tipo muy desagradable, al volver a casa se ha tenido que duchar con agua fría, no ha encontrado al secador y no tiene el pelo como ella quería y encima llega tarde a una reunión con unos clientes muy importantes. Y por si fuera poco cuando llega a la reunión resulta que uno de los clientes es el maleducado de esta mañana. Y lo que Valeria  no esperaba era que iba a tener que pasar bastante tiempo con Derek Blackwell, y lo peor es que este hombre le hace sentir cosas que ella se obligó a no volver a sentir desde que su marido la abandonó.

Valeria es una chica joven normal y corriente que trabaja en la empresa de su hermano como consultora junior, tiene unas amigas estupendas con la que salir por ahí, pero  no quiere saber nada de relaciones pues no quiere volver a sufrir.

Derek es un ejecutivo, inteligente y divertido que junto con su familia se encarga de la cadena de hoteles que estos poseen.

Los personajes están bien caracterizados y Valeria evoluciona y consigue perder ese miedo que tiene a las relaciones, aunque antes tendrá que pasar por varias cosas para darse cuenta de que el amor vale la pena.

Lo que me chocó un poco al principio fue la actitud de Derek, tan divertido y cariñoso, pues al ser un ejecutivo tan importante me imaginaba que iba a ser un hombre serio, pero me gustó que fuera diferente a lo que me esperaba.

Dentro de la novela encontramos una pequeña historia de amor entre unos secundarios, Laura y Martín, pero nos la cuentan muy por encima. Aparte de estos también encontramos a Eric, que es el hermano mayor de Valeria, y Virginia, una de sus amigas.

Es una historia sencilla, con un ritmo ágil que me leí en unas horas y que atrapa desde el principio, con un final precioso.

El amor no es una ciencia exacta es una novela romántica adulta, con pequeñas dosis de erotismo y que me ha sorprendido pues no sabía qué me iba a gustar tanto.

PUNTUACIÓN: 4/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario