lunes, 9 de noviembre de 2015

Reseña: Ardiente verano - Noelia Amarillo



Sinopsis:

María, una mujer de poco más de treinta años, con un hijo adolescente y una vida cómoda en Madrid, se ve «obligada» a pasar las vacaciones de verano en el pueblo de su exmarido. Y no es que le haga mucha gracia… Un día, perdida en la sierra, encuentra una rustica cabaña de madera en un claro del bosque. Junto a ella hay un pequeño cercado con dos caballos; incapaz de resistir la curiosidad, se acerca para recrearse en sus movimientos sin saber que ella misma está siendo observada. A partir de ese momento todo su mundo dará un giro radical. Todo en lo que cree cambiará a manos de un desconocido que no permite que le vea la cara mientras le ordena, susurrante, que haga lo que jamás se atrevió a hacer. ¿Lo hará? ¿Se dejará llevar por las palabras encendidas, las caricias ocultas y la pasión prohibida de un hombre al que ni siquiera puede verle el rostro?



Opinión personal:

Este libro lo leí por primera vez hace tiempo, pero cuando me enteré de que iba a salir la segunda parte quise releerlo para refrescarme un poco la memoria y porque al leerlo hace tanto tiempo ha sido como si lo volviera a leer por primera vez y lo he disfrutado muchísimo.

Después de cinco años sin pisar Mombeltrán, este año María ha decidido ir por su hijo. Una tarde, harta de estar encerrada en casa y de los cuchicheos del pueblo decide ir a dar una vuelta, y así llega a una cerca donde ve a dos caballos. Y tan ensimismada está en ellos que no se percata de que un hombre se acerca a ella por detrás y empieza a susurrarle cosas acerca de los caballos, mientras empieza a besarla y a acariciarla. Después de esto, ese hombre se aleja de ella sin que María le haya podido ver la cara, pero en el fondo sabe que le conoce y que se ha sentido gusto con él. Y así empezará una relación un poco extraña en la que María y su amante desconocido explorarán su sexualidad y lo pasarán en grande, pero sin que  ella sepa quién es él. 

María vive en Madrid junto con su hijo Andrés, y este año ha decidido volver al pueblo de su ex marido, pues a su hijo le encanta pasar allí las vacaciones. 
Caleb es el cuñado de María. Cuando eran jóvenes se llevaban muy bien, pero después de un suceso acontecido en el pasado, su relación es casi inexistente. Aunque eso irá cambiando con el paso de los días.

El “amante desconocido” tiene claro desde hace años que quiere a María, pero cuando empiezan con el juego, y poco a poco los dos van sintiendo que lo suyo no es solo sexo, el desconocido ya no sabe cómo decirle quien es él y como se lo tomará María. Lo bueno de este personaje es que te mantiene con las ganas de saber quién es, aunque la autora nos lo pone bastante fácil y en unas pocas páginas ya sabremos de quien se trata.

De los personajes secundarios destacaría a Abel, que es el suegro de María y a Andrés, su hijo adolescente. 

Todos los personajes están muy bien caracterizados y vemos cómo evolucionan y resuelven sus conflictos y miedos. 

La trama de la historia me parece muy interesante y me sorprendió bastante la primera vez que lo leí pues nuca había leído nada igual. He vuelto a disfrutar de la historia como la primera vez. 

Tiene un ritmo ágil, que te engancha desde el principio, y un final que es precioso y me ha encantado.

Estoy deseando leer la segunda parte, en la que el protagonista es el hijo de María.

PUNTUACIÓN: 5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario