lunes, 26 de octubre de 2015

Reseña: El amante sin rostro- Amber Lake

Sinopsis:

Para Regina, encargada del consultorio psicológico-sentimental en una revista del corazón, sus aspiraciones literarias se le quedaban cortas con las escasas mil palabras semanales, por lo que decide dar rienda suelta a su imaginación escribiendo un libro. La carta de una lectora le sugiere el argumento para la novela: tratará sobre las relaciones sadomasoquistas; tema que, además, está de rabiosa actualidad. Con el fin de inspirarse y de dotarlo de la mayor veracidad posible, se adentra en ese mundillo, donde espera conseguir información y experiencias de primera mano. Pero se impone unos límites: conservar el anonimato y no pasar de los chats temáticos o las relaciones a distancia al "vivo y en directo". Claro que aún no había conocido al encantador y misterioso Roy, con el que decide saltarse su norma de "nada de sesiones reales".


Opinión personal:

El amante sin rostro es un libro autoconclusivo  que plantea una historia sencilla pero adictiva que cumple con el propósito de entretener.

Regina trabaja como redactora en una revista femenina, en concreto se encarga de un consultorio sentimental en que las lectoras piden consejos para sus problemas. Pero ella quiere hacer algo más, así que decide escribir una novela y aunque al principio no tiene muy claro sobre que escribir, consigue la idea gracias al email de una lectora de la revista.

Así que empieza a investigar sobre ese tema, y conocerá a un hombre que le hará desear experimentar ciertas cosas que nunca pensó que haría y se embarcarán en una aventura llena de morbo y fantasía.

La protagonista femenina Regina es una mujer fuerte, con humor, que dice lo que piensa y que no está del todo realizada con su trabajo y por ello decide escribir una novela relacionada con el mundo del BDSM.

Y la identidad del protagonista masculino no puedo decirla, pues esa es la gracia de la historia, dado que en sus encuentros él siempre le dice que aún no ha llegado el momento de que le vea. En esos momentos me sentía igual que Regina, esa frustración al no saber quién era, pues tenía muchas ganas de saber que era lo que ocultaba, pero ha sido un acierto, pues eso hacia la novela más interesante ya que tenía muchas ganas de saber quién era.

Y aunque alguna vez se me pasó por la cabeza que podía ser esa persona, nunca estuve segura y fue una sorpresa saber quién era.

La trama gira en torno a ellos dos y la relación que mantienen, por lo tanto no encontramos demasiados secundarios salvo la amiga de Regina, Esther, aunque tampoco llegamos a conocerla del todo. 

La trama me recordó un poco a la de otro libro que leí hace tiempo y al igual que en esta historia, los protagonistas mantienen una relación sexual, pero la mujer no sabe quién es el hombre. Es una historia sencilla, sin giros, pero que se lee con rapidez pues el ritmo es ágil, y el final es perfecto.

Es una novela que me ha gustado y que me ha entretenido, pero de la que tal vez esperaba un poco más, tal vez que hubiera sido un poco más larga y así conocer mejor a los personajes y su relación. Y estoy deseando leer más novelas de esta autora.

PUNTUACIÓN: 4/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario